jueves, 4 de agosto de 2016

EL SEXO TRAS SER MADRE.

Imagen extraída de
es.pinterest.com/andrianekaputra/pregnant/
     De vez en cuando en alguna publicación a nivel nacional, sea un diario o un semanal, aparece algún artículo de temática sexual. El último del que tenemos constancia, gracias a un amigo de Tu Punto Hot, es uno que ha visto la luz en el suplemento Yo Dona de El Mundo bajo el nombre “Tuppersexs para Madres: seis artículos para recuperar el deseo sexual” escrito por Sara Montero. Como dice el titular, el escrito nos presenta seis productos para las mujeres que han sido madre recientemente, productos enfocados sobre todo a la salud íntima de la mujer tras el parto y a cómo activar de nuevo su vida sexual. Sabemos que esto último se da con frecuencia, las mujeres se centran en el recién nacido y el sexo pasa a segundo plano, tanto que la mujer puede llegar a perder todo interés en el mismo, y acabar con la libido bajo cero.

     Lo más importante en el tema de salud es la recuperación del suelo pélvico, más aún cuando no se es primeriza y se tiene de forma natural. En nuestro post sobre “Las Bolas Chinas” hablamos extensamente sobre los ejercicios de Kegel y los beneficios de éstas en el suelo pélvico, además de tener un componente estimulador. Existen otros productos más específicos para la ejercitación del suelo pélvico, si crees que las bolas chinas no es lo tuyo. Simplemente nos has de consultar. Como decía el titular del suplemento, “artículos para recuperar el deseo sexual”, hay que decir que los artículos más específicos no ayudan en esto, en cambio las bolas chinas sí, por su componente estimulador.

     Recuperar el deseo sexual, siempre y cuando se haya perdido. Hay parejas que durante el embarazo siguen manteniendo relaciones sexuales, y tras el parto vuelven pronto a su vida sexual de forma plena. El hombre ha de ser una figura importante durante el embarazo de la mujer y también es importante para la vuelta a la normalidad de las relaciones íntimas. Eso sí, nunca ha de atosigar a la mujer ya que puede ser contraproducente. Si la mujer pierde el deseo puede ser por varios motivos, sólo hay que ver qué le influye y cómo hacer que le vuelva la libido.

     Evidentemente hay productos que pueden ayudar a esto, por eso el artículo aparecido en Yo Dona, y por eso nosotros queríamos puntualizar algunas cosas. Los perfumes de feromonas aparecen en dicho artículo y sobre ellos puntualizamos que los perfumes ayudan a atraer al sexo opuesto, si una mujer los usa atraerá a su pareja y no creemos que el hombre tras el parto pierda drásticamente el deseo por su mujer como para que ella los use. Al contrario es más factible, que el hombre los tenga que usar para que despierte en ella ese algo que la haga apegarse a él. Hemos dicho apegarse a él, no tener ganas de sexo con él aunque sea posible, ya que la mujer puede tener la libido tan baja que a pesar de sentir atracción no tenga ganas de sexo.

     Para aumentar la libido están los afrodisíacos, de los que también se habla en el suplemento. Estos estimulantes se pueden encontrar tanto en pastillas como en formato líquido. Si la mujer es reticente a tomar cualquier pastilla cabe la opción de diluir un poco de líquido en alguna bebida, siempre siguiendo las indicaciones recomendadas. También existen productos que incluyan afrodisíacos y que no sean para el consumo, y evidentemente no con el mismo efecto. Éstos pueden ser algunos inciensos o aceites de masaje.

     Uh, aceites de masaje. Uh, afrodisíacos. Aceites que entre sus esencias incluyen algunas afrodisíacas. Estos van muy bien, no ya por ese componente si no porque dar un masaje a la mujer la hace que libere el estrés que le puede ocasionar el tener que estar pendiente todo el día del recién nacido, la relaja y si el hombre sabe dónde se encuentran los puntos erógenos de su pareja puede hacer que a ésta le suba la libido y el masaje puede acabar con un final feliz. Como explicamos a todos los que nos visitan, los aceites de masaje no son aconsejables para las zonas íntimas. En el artículo por el cuál iniciamos este post se habla de aceites estimulantes aunque más bien hablan de lubricantes neutros, ideales, eso sí, si por alguna causa la mujer a perdido lubricación natural.

     Lo ideal, después de esto, es que la mujer ya desee tener relaciones como algo normal sin tener que recurrir a nada de lo antes comentado, aunque siempre es bueno tener algo guardado en la mesilla de noche por si las moscas o por si apetece una noche fuera de lo habitual. Decía que tendría que ser lo ideal, ya que también se puede dar el caso de que al tener relaciones la mujer no disfrute como debería y no llegase al orgasmo. El motivo puede ser desde las ansias del hombre, hasta que la mujer tenga cabeza y sentidos en otra cosa (niño, casa, etc…). Una mala relación puede hacer que la mujer desee aún menos tener sexo con su pareja. El hombre tiene que saber estimularla lentamente, y si queremos una ayuda podemos echar mano de cremas y sprays estimulantes que hacen que la mujer sienta más y llegue antes al orgasmo, provocando normalmente orgasmos más intensos y más continuos. Por destacar dos nombraría Clitorisex de JoyDivision y Jardín Secreto (Secret Garden) de Shunga Erotic Art, con muy buenos comentarios de nuestros clientes/amigos.

     Además de sobre todos estos tipos de productos en el artículo del suplemento de El Mundo se habla también de un producto para tratar la vaginitis (contracción vaginal que dificulta la penetración). De ello no vamos a hablar ya que es muy raro que tras el parto se produzca esto, y en todo caso lo primero es consultar con el médico y si es necesario algo para ayudar a tratar esta molestia siempre se nos puede consultar.

     Como se decía al principio, sólo queríamos resaltar el artículo publicado y puntualizar ciertas cosas que desde nuestro punto de vista son importantes destacar. Si deseas más información de uno u otro producto, incluso que comentemos otros que pueden ser útiles también, no dudes en escribirnos, llamarnos o guasapearnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber de ti.