jueves, 19 de mayo de 2016

UNA NOCHE PARA PASARLA DE MIEDO EN IMPERIO

El Viernes pasado estuvimos de nuevo en el Pub Imperio, el local de Bormujos que dirige nuestro amigo Javi. Éste Viernes coincidía que era 13…. Uhhh, vaya, Viernes 13! En este local es imposible pasar miedo pero si es posible pasárselo de miedo. Con esa consigna se regaló a las parejas que acudieron esa noche un tanga y un lubricante de sabor. Tanto el color del tanga como el sabor del lubricante era algo aleatorio. Una noche para morder y dejarse comer!!

Pero esta noche especial ofrecía algo más. Tu Punto Hot contó con su stand como es habitual cada vez que se acerca a tierras sevillanas, mostrando últimas novedades y atendiendo y resolviendo dudas de quienes por allí se pasaron. Y la actuación de Jessica, que dejó a más de uno con la boca abierta.

Poco a poco el local se fue llenando y prácticamente todos nos fueron visitando. La noche prometía, la noche se iba caldeando, la noche nos sorprendió cuando una pareja se tomó al pie de la letra lo de “una noche para morder y dejarse comer” aunque no sabemos si usaron el lubricante que se entregaba en la puerta cuando subieron a la tarima del pub.

La gente se iba desinhibiendo, iba de aquí para allá interrelacionando unos con otros y disfrutando de todos los rincones que ofrece Imperio hasta que llegó el turno de Jessica. La simpática rubia que charlaba con nosotros unos minutos antes, contando sus peripecias, salió a escena bajo un velo, con un sexy conjunto y portando dos velas cuyas llamas eran las únicas luces en ese momento en el local, dando una imagen tétrica acorde a un Viernes 13.

Esa imagen duró hasta que soltó las velas, se encendieron las luces y la banda sonora cambió, entonces se transformó. Despojándose del velo mostró una mirada felina al igual que los movimientos de su cuerpo mientras recorría la sala insinuándose a un@s y otr@s. El baile sugestivo subió mucho la temperatura del local, más aún cuando poco a poco se iba despojando de esta o aquella prenda. La gente no quitaba ojo a su espectáculo, y los ojos se abrieron como platos cuando volvió a echar mano de las velas. Bailando, jugando con ellas, acercándoselas a la piel, la temperatura subió unos grados más. Pero lo que más sorprendió fue cuando empezó a derramar sobre su cuerpo la cera de las velas, gotas calientes resbalaban por sus pechos, su vientre, sus piernas… ofreciendo las velas al público asistente para que hicieran lo correspondiente en lugares donde ella no llegaba. No hay que decir que la gente participó gustosamente del juego y de la visión que ofrecía. Tras un buen show las llamas se apagaron y todos los congregados aplaudieron la puesta en escena que había ofrecido Jessica.

A partir de aquí, con la temperatura subida, la gente disfrutó de la música dándole uso a la tarima y a la barra de Pole Dance. Una de las parejas que usó la misma se sentó junto a nosotros para descansar y él nos empezó a dar su opinión sobre el mundo liberal y swinguer mientras su mujer…., su mujer estaba entretenida en otra cosa. José, así se llamaba quien lucía un triquini masculino y nos habló, comentaba que el ambiente swinguer, desde su punto de vista, se estaba degradando por la inclusión en este mundo de chicos que no respetaban la esencia swinguer al querer sólo apuntarse medallas y no compartir, yendo a los locales como solteros cuando sus mujeres se quedaban en casa. Discolandia lo clasificaba. En la conversación se habló de las diferencias entre Liberal y Swinguer, de las diferencias de mentalidad respecto al sexo entre Sevilla y otras capitales, y sobre todo de su experiencia en este mundo.

Cuando nos dimos cuenta era la hora de recoger el stand, y sentarnos a la barra para charlar con Javi. Nos comentó que el sorteo que se tenía que hacer con artículos de Tu Punto Hot se iba a aplazar, al verse desbordado por faltar dos miembros de su equipo esa noche, al día siguiente. El Sábado además se iba a estrenar una nueva zona, una parte del Pub se iba a acotar con cortinas para crear una discoteca demandada por los clientes donde las parejas pudiesen bailar y dejarse llevar al son de la música. El Viernes pudimos comprobar el cambio de luces y de sonorización para que esa discoteca funcionase a la perfección. Sabiendo el esfuerzo que hace Javi para que sus clientes se sientan a gusto y disfruten del Imperio seguro que será un éxito.

Nosotros, como siempre, disfrutamos de nuestra estancia allí y salimos con algún amigo más. Pensando ya en volver, y en cómo será el próximo evento en el que estemos. Iremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber de ti.